jueves, 21 de octubre de 2010
Publicado por vivealdia @ 16:12  | Consejos
Comentarios (1)  | Enviar


A la hora de hacer tortas o ponqués cada receta tiene su técnica. Sin embargo, existen reglas generales que te ayudarán a obtener resultados exitosos al momento de hornear. Luego de la adecuada preparación del molde, mezcla tus ingredientes y sigue estas recomendaciones para disfrutar siempre de un postre esponjoso.

Tortas esponjosas
Para que la torta levante de manera uniforme, espera a que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente antes de batir la mezcla. Una vez que esté lista, viértela rápidamente en el molde previamente preparado.

Una regla de oro es llevarla directamente al horno caliente. Es importante que lo hayas precalentado para asegurarte de que haya alcanzado la temperatura requerida para la receta.
 Para evitar burbujas, pasa un cuchillo por la mezcla en forma de zigzag antes de hornearla. Si lo deseas, puedes girar el molde cuando haya transcurrido la mitad del tiempo de horneado, así aseguras que la torta reciba la misma cantidad de calor de un lado y del otro.
 
El orden de los ingredientes
Hay tortas muy fáciles de hacer que sólo requieren que se midan todos los ingredientes cuidadosamente en el recipiente de la batidora. Sin embargo, cuando la receta no ofrece estas indicaciones, procura seguir un orden natural para lograr mezclas y resultados impecables.

Primero la mantequilla Generalmente se comienza batiéndola hasta que esté cremosa. Después se añade el azúcar, luego los huevos y, si la torta lleva leche, es recomendable medirla y añadirla alternándola con los componentes secos.

Los huevos Se deben incorporar de uno en uno y esperar a que el primero esté bien integrado antes de añadir el siguiente.

Los ingredientes secos Deben mezclarse antes de incorporarlos. En un envase aparte, mide el polvo para hornear, el bicarbonato y la sal con la harina de trigo, para lograr una mejor distribución de los mismos. Si la receta pide especias puedes añadirlas también, pero quedarán mejor distribuidas si las incorporas a la mantequilla cuando la has batido y está cremosa.
 
Tic, tac...

El tiempo que te indican las recetas es una referencia pero no una regla obligada. Sabrás que las tortas están listas cuando al insertar un palito de madera, salga seco o con migas adheridas a él. Recuerda que esto no aplica para los brownies o para la torta llorona de chocolate.
 
Para desmoldar
Para evitar que tus tortas se adhieran al molde es fundamental haberlo preparado muy bien.
Algunas preparaciones requieren ser desmoldadas calientes y otras frías. Si alguna de tus tortas se pega a la horma, colócala todavía caliente sobre un pañito de cocina húmedo. El vapor ayudará a que se desprenda con facilidad. También puedes pasar cuidadosamente un cuchillo por los laterales.
 
Fuente­: impresodigital.el-nacional.com/eme/

Visita www.encasadekristina.com


Comentarios
Publicado por Invitado
domingo, 19 de junio de 2011 | 16:55

EXCELENTE APORTE, SENCILLO PERO EFECTIVO, YO DURE UNOS AÑOS ANTES DE APRENDER ESTO.